18 abr. 2012

PRESENTACIÓN DEL CURSO

https://docs.google.com/file/d/18I7yvHSM8ZcSaFSago9BjjRc8B6ZZ441tprGSsrBcO8/edit


Docencia en Ambientes de Aprendizaje mediados por TIC

Propuesta de intervención
LA INVESTIGACIÓN EN AMBIENTES MEDIADOS POR TIC
Segunda versión
Rubén Darío Vélez Lopera

Análisis inicial / Justificación

Como Sociólogo he tenido la oportunidad de participar en diversos procesos de investigación en sentido estricto y académica. Así mismo, en el ejercicio como docente universitario he estado a cargo de cursos dedicados directa o indirectamente a la investigación, como área de formación en programas de Licenciatura o, dicho de otra manera, he debido enfrentar la formación en investigación para profesionales cuyo primer objeto de conocimiento e interés no es la investigación sino, en el caso, la pedagogía.
A partir de dicha observación y experiencia, en una trayectoria de ya veinte años, reconozco en primera persona y en el contexto en que me he desenvuelto, algunas transformaciones significativas en,  en primer lugar, las concepciones paradigmáticas de la investigación en ciencias sociales y humanas; en segundo lugar, en las definición y diseño de estrategias y recursos técnicos aplicados a la investigación; y, en tercer lugar, las modalidades de enseñanza y aprendizajes de la investigación, como área de conocimiento.
En términos generales, cuando menos en ciencias sociales y humanas, es factible afirmar que dichas transformaciones, en mayor o menor medida dependiendo del área disciplinar, y el  ámbito y nivel de aplicación, han estado marcadas por el posicionamiento en nuestro de modalidades paradigmáticas de investigación, genéricamente reconocidas como “cualitativas” y, de otro lado, por la emergencia, diversificación, desarrollo y disposición de nuevas tecnologías aplicadas a la información y la comunicación que han servido de plataforma a la intervención y rediseño de la mayoría de instrumentos y procedimientos aplicados tradicionalmente en los procesos investigativos: el rastreo bibliográfico, la exploración de campo, el diario de campo, la ficha, la entrevista, la encuesta, la sistematización de la información, el análisis de la misma y la publicación de resultados.
Por citar un contraste, hace veinticinco años los diseños de investigación predominantes en los currículos de Sociología de las universidades en Medellín, así como en las investigaciones aplicadas en sus centros de investigación tenían como impronta privilegiada la modalidad cuantitativa y, así, cada estudio tenía como instrumento central la encuesta y los currículos contaban con dos, tres o cuatro niveles básicos de investigación cuantitativa.  De otro lado, el computador en nuestro medio era, por así decirlo, un bien escaso y los programas que apoyaban la investigación, entre ellos el Statgraphics, funcionaban en ambientes DOS ante los cuales, los potenciales usuarios, debían primero realizar cursos de formación extenuantes, dedicados al conocimiento de la arquitectura de la máquina y su lenguaje, para, al final, poder interactuar con los programas desprovistos de ayudas en línea, simuladores o ejemplos. Así las cosas, para manejar un recurso informático con solvencia, se debía contar con un nivel experto o avanzado en sistemas.
Hoy, sin embargo, el desarrollo de las TIC, de la mano con los desarrollos en las concepciones paradigmáticas que se aplican en la investigación y en la enseñanza y aprendizaje de las mismas, plantean un panorama completamente diferente al que acabamos de reseñar, al punto que, en apariencia, el ejercicio investigativo parece al alcance de todos, bajo la premisa sobreestimada de que la información está al alcance de todos con la Internet y que los procedimientos de análisis e interpretación se han simplificado con la disposición de ayudas en línea, ambientes operativos amables al usuario y  con la aparición de programas dedicados a apoyar el análisis e interpretación, muchos de ellos, por suerte, gratuitos.
Por supuesto, es interesante e importante que la investigación pueda, como debería pasar con la ética, transversalizar cada disciplina y estar disponible a cada técnico o profesional, al margen de que su profesión sea la electrónica, el diseño de modas o la educación y por ello, no es nuestro propósito entrar en discusión sobre la conveniencia o no de los recursos tecnológicos en la investigación. Bienvenidos todos ellos.
Lo que sí nos llama la atención es que con estas nuevas posibilidades, el asunto mismo que define la investigación como práctica social e histórica -la producción válida de conocimiento o, como decimos hoy, de nuevas comprensiones-, pueda pasar a un segundo plano, bajo la ilusoria impresión de que con la disposición de la información disponible en la Internet, los programas informáticos, las aplicaciones y formularios en línea, y la posibilidad de publicar cualquier cosa en cualquier portal ya somos investigadores y que investigar es fácil. Por esta vía, en un tiempo solo requeriríamos de participar como escritores y lectores de Wikipedia para resolver todas las preguntas acerca del mundo y sus alrededores.
En este panorama, puntualizo, requerimos en nuestro medio de propuestas dedicadas a la formación de investigadores que asuman las mediaciones pedagógicas que propician las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje, como una oportunidad para potenciar la práctica investigativa, y no para suplantarla.
Los hechos sociales que se investigan, vistos desde las posibilidades que nos ofrecen las TIC, son con más claridad multidimensionales, extensos, profundos e interdependientes; así mismo, las formas de acercarnos a los objetos de estudio se han diversificado (además del reconocimiento empírico, en muchos casos disponemos de la simulación, la realidad aumentada o bien, de una muy amplia colección de registros multimediales); también, con las TIC nos es posible tramitar la sistematización de volúmenes infinitos de información multimedial (etiquetar, categorizar, priorizar, comentar, asociar y visualizar). Sin embargo, con todo ello junto, la investigación como práctica no está resulta: se requiere de un profesional que sea capaz de identificar y valorar necesidades en su campo disciplinar; construir y delimitar problemas válidos y pertinentes de investigación; documentar teórica, conceptual y referencialmente sus problema de investigación, diseñar y aplicar estrategias y, ante las nuevas tecnologías, discernir adecuadamente (¿?), acerca de cuáles de ellas son consecuentes con la calidad de su objeto de investigación, con las posibilidades técnicas y tecnológicas de que dispone, con los requerimientos y oportunidades sociales para una construcción colaborativa de conocimiento (redes) y con sus propias competencias frente al uso de las tecnologías.
Cualquier objeto puede ser pedagógico, así como cualquier dispositivo y procedimiento tecnológico puede ser investigativo, en cada caso, a condición de que quien los implemente en su práctica se haya dispuesto a la reflexión y rediseño del objeto o tecnología, en función de la pedagogía o de la investigación.
Para finalizar este aparte de la Propuesta de Intervención concluyo: esta propuesta de intervención trata sobre los ambientes de aprendizaje de la investigación mediada por TIC.


Propósito de la intervención
  • Posibilitar en los participantes el reconocimiento de las principales aplicaciones y modalidades de investigación en educación
  • Familiarizar al participante con el uso de estrategias, instrumentos y procedimientos investigativos en las actividades académicas como propiamente investigativas.
  • Proponer y validar críticamente, propositiva y experimentalmente (práctica) el uso de TIC en los procesos de investigación.
  • Valorar en la propuesta de intervención su posible replicabilidad en otros niveles académicos.


Componentes de intervención: Participación


La propuesta constituye una fase experiemental dedicada a la formación en investigación, dirigida a estudiantes de pregrado del programa de licenciatura de la UPB y tiene entre sus especificaciónes:

Nivel:  Básico
Se propone la sensibilización y reconocimiento del campo de aplicación de la investigación en la educación, algunas de sus modalidades y estrategias, y las posibles aplicaciones de las TIC en las fases de los procesos investigativos.
Este nivel supone la lectura y aplicación de ejercicios prácticos, en donde el docente suple los vacíos cognitivos propios del nivel introductorio de los estudiantes, a fin de logran propiciar un acercamiento al tema, a pesar de la falta de experticia en el diseño de la investigación.

Modalidad: Virtual. téorico-práctico.

Basado en el aprendizaje colaborativo y en los proyectos de aula.
.
Contenidos capitulares:

Frente a la investigación, en general:
  • La investigación en educación:
Reseña e ilustración de modalidades y aplicaciones en el contexto educativo.

  • Modalidades de investigación: Principales posturas paradigmáticas, diferenciaciones e implicaciones.
  • La construcción del problema de investigación. Aproximación
  • Instrumentos de investigación: aproximación a los principales instrumentos de investigación aplicados al reconocimieno del campo y objetos de estudio.
  • La categorización como elemento articulador entre los planes de indagación, de sistematización, de análisis y de escritura.
  • La sistematización de la información.
  • El análisis y producción de resultados.

Frente al componente tecnológico, en particular:
  • Aprestamiento frente al ambiente de aprendizaje, las características de la participación, la moderación, la evaluación y el aprendizaje colaborativo (contenido transversal)
  • Las tic en las fases del proceso de investigación (contenido transversal a cada uno de los capítulos o secciones de la intervención)

La participación:

Para la participación en el curso se ha dispuesto de dos ambientes virtuales adaptados para nuestro propósito:


El primero es un blog que sirve de soporte a las comunicaciones horizontales y sincrónicas entre los integrantes del curso, incluido el docente.  En este espacio se alojan la presentación del curso, sus sesiones, el material bibliográfico, link a recursos deisponibles como documentales, portales, y, en general, recursos web 2.0.  Además, en el blog se encuentran los enlaces a los formularios a través de los cuales se tramitarán los productos individuales y colectivos, así como los enlaces a las bases de datos bibliográficas, de citas y de comentarios o memos que se generen. Todo lo cual constituirá un permanente insumo para el trabajo individual y colectivo investigativo.

El segundo ambiente es una colección o biblioteca documental en Google Docs, apta para la edición de textos en forma colaborativa, sincrónica y asincrónica. En esta biblioteca se alojarán los documentos de referencia del curso (repositorio), así como la producción misma de los estudiantes y el docente: el programa, las guías de trabajo, las bases de datos generadas, etc.

Todos los estudiantes tendrán la oportunidad de observar en estos dos ambientes su participacón y la de los compañeros, hacer seguimiento a las actividades propuestas y acceder a recursos necesarios o sugeridos, como apoyo a los procesos investigativos en ambientes mediados por TIC.



En principio, la participación es libre, para grupos constituidos entre doce y dieciséis estudiantes, inscritos voluntariamente luego de convocatoria pública.
Podrán participar otros estudiantes o personas foráneas, con el ánimo de acceder a recursos, comentar, o interactur, aunque el seguimiento del docente se centrará en el grupo formalmenente inscrito (de la licenciatura de la UPB), para tener la oportunidad de hacer seguimento y validar o no la propuesta misma.

Por su parte, el grupo de estudiantes formalemente inscrito, participarán colaborativamente de las distintas actividades y reuniones sincrónicas y asincrónicas propuestas, recibirán de parte de sus compañeros y el docente los aportes a los trabajos colaborativos, y retroalimentación y valoración de los procesos.

Para implementar los mecanismos de participación en el curso, se proponen plataformas y recurso virtuales que permiten  
- el reconocimiento entre los integrantes del curso;
- el desarrollo sincrónico, asincrónico y la exposición pública del los resultados individuales y colectivos del conjunto de actividades y proyectos del curso,
- la articulación eficiente de las distintas aportaciones individuales a los trabajos colaborativos propuestos, y
- la consulta, recuperación y posterior utilización de dichos productos o aportaciones individuales y grupales por parte de los participantes.

El valor de la propuesta de intervención:

Esta propuesta de intervención aspira cobrar valor como experiencia significativa en el diseño de ambientes de aprendizaje de la investigación mediada por TIC, en tanto su diseño pueda ser ajustado al contexto, tipo de estudiantes y propósitos formativos. Lo cual esperamos monitorear y verificar mediante procesos de evaluación concertados con los mismos estudiantes.

En lo que respecta a los logros de los estudiante, aspiramos que estos al finalizar el proceso, gracias a los contenidos, actividades, retroalimentaciones,  valoraciones y productos producidos en el ambiente mediado por tic del curso, manifiesten, en tanto conocimiento, manejo, actitud y valoración, un reconocimiento básico de los campos y modalidades de aplicación de la investigación en la educación, y la forma en que pueden apropiar críticamente las tecnologías de la información y la comunicación en procesos de producción de conocimiento.

La evaluación


Dado el carácter experimental de esta propuesta y la participación voluntaria en el mismo, y, por tanto, no conduce a una certificación institucional, la evaluación en el curso se orienta en varias direcciones simultáneas:

- La evaluación de los aprendizajes
- La evaluación de los contenidos del curso.
- La evaluación de diseño de las actividades
- La evaluación de las articulaciones de las TIC logradas en el proceso investigativo.
- La evaluación de las estrategias de participación y moderación

Es de resaltar que, en estos términos, que la evaluación no recae sobre los aspectos subjetivos de los que somos portadores cada uno de nosotros, como son, por ejemplo, la motivación, la pericia, la dedicación, el protagonismo, la disciplina, etc.

En cambio, la evaluación se orienta sobre los procesos desarrollados en el curso y que conducen al desarrollo de competencias investigativas en ambientes mediados por TIC, lo cual incluye, además además de la evaluación de los aspectos cognitivos, técnicos y procedimentales, la evaluación de cuánto propició el el reconocimiento y potenciación de los factores subjetivos que intervienen en esta modalidad de investigación.  

Además de la orientación de la evaluación, se propone que ésta sea un proceso concertado y colaborativo, dando oportunidad a los participantes de proponer contenidos de rúbricas, autoevaluarse y valorar la participación y productos de sus compañeros y el mismo docente, cualitativa y cuantitativamente, y, finalmente, valorar aspectos de diseño del curso, como los arriba mencionados.
Para proceder con la evaluación, cada actividad propuesta o conjunto de actividades modulares, contemplará una propuesta de evaluación aportada por el docente y una convocatoria a proponer su cualificación. Todo esto se realizará en espacios virtuales adecuados y eventualmente mixtos; combinando el envío de sugerencias mediante formularios en línea con la participación en foros adecuados para el efecto (en un ambiente como un blog, este escenario lo representa la sección de Comentarios anidados a preguntas concretas.

Con esta modalidad de evaluación, el curso adquiere un tono metacognitivo permanente, el cual propicia el aprendizaje significativo basado en la autocrítica, la exposición pública de procesos, productos y resultados, y la valoración de los mismos al lado de las aportaciones de los pares.

La Moderación


La moderación es una responsabilidad, en primer lugar, del docente, y, en segundo lugar, del grupo de asistentes.

El primero debe asegurarse de entregar oportuna, confiable y claramente la propuesta de aprendizaje, identificar y resolver dudas y, en general, hacer los encuadres pertinentes. Luego, deberá hacer un seguimiento a los procesos de los estudiantes, en este caso, vistos cada uno como parte de un conjunto, en donde eventualmente los ritmos y estilos pueden no coincidir, en cuyo caso se tratará de hacerlos complementarios.

“La velocidad máxima del tren es la del vagón de atrás”.

En segundo lugar, se trata de que mediante la exposición colectiva de aportes, productos y resultados, los estudiantes puedan visualizar tanto su propia producción como la ajena, y, en estas condiciones, poder actuar como moderador de las participaciones del curso.

Un problema que se deberá anticipar y vigilar, será el volumen de información y lecturas que enfrentarán estudiantes y docente. Es claro que no es posible leer todo, comentar todo, por lo menos en detalle. Como estrategia para enfrentar (en parte) esta dificultad, el curso se diseña de tal forma que cada actividad realizada por cada estudiante o grupo de estudiantes, se aloje en una base de datos común a todos los integrantes, así el seguimiento y las valoraciones se harán sobre conjuntos amplios de aportaciones, y las retroalimentaciones podrán también hacerse en forma similar, produciendo documentos semejantes a las “preguntas y respuestas comunes”, con que es frecuente que los portales resuelvan el asunto de la retroalimentación.



Referencias


Las referencias están dispuestas en la bblioteca del curso, alojada en el blog diseñado para el mismo.

No hay comentarios: